Inicio

Confederación General del Trabajo                   

Sindicato de Oficios Varios                   

Madrid                   

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Este fin de semana se ha enviado a los medios de prensa la siguiente nota, en apoyo a nuestras compañeras afiliadas del Servicio de Ayuda a Domicilio y de residencias de mayores.

Desde el sindicato de Oficios Varios de Madrid queremos denunciar la situación de nuestras afiliadas, trabajadoras de Servicio de Ayuda a Domicilio y personal sociosanitario de residencias, privadas y públicas, de la Comunidad de Madrid. Nos encaminamos a la sexta semana de confinamiento por el Coronavirus Covid-19 y las situación laboral que están pasando nuestras compañeras es comparable al personal sanitario que está en primera línea en los hospitales. Comparable pero con un mayor grado de desprotección. Pues si bien el personal sanitario de hospitales ha tenido problemas para recibir el material de seguridad recomendado, las trabajadoras y trabajadores sociosanitarios sigue sin disponer aún del material suficiente. Algunas afiliadas nos han narrado situaciones como que las empresas concesionarias reclamen que sus trabajadoras compartan material como mascarillas o batas. Batas que no son médicas, sino que han sido donadas por una conocida cadena de peluquerías.

Sus puestos de trabajo son esenciales, pues las personas dependientes no dejan de necesitar ayuda domiciliaria porque haya una pandemia, al contrario. Estas trabjadoras están ayudando a evitar que la situación hospitalaria y los números de fallecidos sean peores, y lo hacen con escaso material y mucha dedicación por las personas a las que cuidan. A la falta de material preventivo hay que añadir el estres que provoca no disponer de pruebas de detección del Covid-19, que siguen sin realizarse a pesar de ser trabajadoras expuestas al coronavirus.

Hemos recibido información asegurando que desde esta semana hay una orden en la comunidad de Madrid por el medio de la cual las trabajadoras de residencias que han estado de baja por Covid-19 deben someterse al test antes de poder recibir el alta. ¿Qué sucede con las trabajadoras que puedan estar contagiadas pero sean asintomáticas y han seguido acudiendo a su puesto de trabajo? ¿Y las trabajadoras de Servicio de Ayuda a Domicilio, que desarrollan su trabajo en los domicilios particulares de las personas asistidas? ¿La Comunidad de Madrid no va a someter a test a estas trabjadoras que están en contacto diario con personas mayores, dependientes y grandes dependientes? ¿Lo hacen para que no aumente el número de positivos que evidencie su dejadez y la precarización de estos servicios tan necesarios después de años y años de privatizaciones?

La falta de test está provocando el aumento del número de contagiados y poniendo en riesgo a personas mayores y dependientes. Desde el sindicato exigimos que la Comunidad garantice que se hagan test de detección del Covid-19 a todas las trabajadoras y trabajadores de residencias, dependencia y el conjunto del sector sociosanitario. Nuestras vidas valen más que sus beneficios.

No cabe duda que esta situación actual se ha visto agravada por la mala gestión de las empresas privadas concesionarias de estos servicios y por la relajada supervisión por parte de los organismos públicos.

SAD